Premio al compromiso con la Responsabilidad Social Empresarial en América Latina

RSU

La Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) ha sido reconocida internacionalmente como “Institución Comprometida con la Responsabilidad Social Empresarial en América Latina 2020”, gracias a su compromiso público y voluntario de implementar una gestión socialmente responsable basada sobre los parámetros de: calidad de vida en la universidad, ética y gobierno institucional, vinculación con la comunidad y cuidado y preservación del medio ambiente.

La distinción se otorga en el marco de la vigésima edición del programa para promover la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en México y América Latina, organizado por el Centro Mexicano para la Filantropía, la Alianza por la Responsabilidad Social Empresarial en México y el Consorcio Ecuatoriano para la Responsabilidad Social, en representación de la Red Forum Empresa en Latinoamérica. En Ecuador, han sido reconocidas siete instituciones en total, de las cuales la UTPL es la única institución de educación superior a la que se le otorga el galardón.

Dora Colindres, coordinadora general de Responsabilidad Social Universitaria de la UTPL, menciona que este reconocimiento posiciona a la universidad a escala nacional e internacional como una institución comprometida con realizar su planificación alineada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, ejecutando proyectos e iniciativas que impacten positivamente a las comunidades del país en donde la UTPL tiene presencia.

Además, sostiene que el reconocimiento ratifica el compromiso de la UTPL para continuar formando profesionales que den respuesta a las necesidades de la sociedad, así como para gestionar el conocimiento con investigaciones de alto impacto.

Reconocimientos institucionales más recientes:

1. Proyecto Ascendere, reconocido por Pacto Global Ecuador como buena práctica que aporta al ODS 4 a escala nacional. Con el Laboratorio de Investigación e Innovación Docente. LiiD UTPL (2020).

2. Reconocimiento internacional con mención especial por el Centro Mexicano de Filantropía. Con PRENDHO (2020).

3. Escuela del Agua, con reconocimiento internacional como finalista para los XI Premios Corresponsables 2020 de Iberoamérica, organizados por Fundación Corresponsables de España. Trabajo en conjunto con la Unidad de Educación Continua (2020).

4. Proyecto Medicina en Casa. Premios Interamericanos en Modelos Educativos Innovadores en Educación Superior (Premios MEIN). Trabajo en conjunto con el Área Biológica (2020).

5. Proyecto Ascendere. Reconocimiento internacional a los Premios Interamericanos en Modelos Educativos Innovadores en Educación Superior (Premios MEIN). Trabajo en conjunto con el Laboratorio de Investigación e Innovación Docente LiiD UTPL (2020).

6. UTPL ha sido reconocida como Empresa Comprometida con la Responsabilidad Social Empresarial en América Latina por el Centro Mexicano para la Filantropía, la Alianza por la Responsabilidad Social Empresarial en México y las organizaciones que conforman Forum Empresa (2020)

7. Escuela del Agua: Conservación y Manejo de Fuentes de Agua, para presentar la práctica y póster en la Feria de Buenas Prácticas de Responsabilidad Social Universitaria del “4to foro URSULA de RSU: la universidad como palanca para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”, Porto Alegre, Brasil (2019).

8. Práctica: Losa prefabricada para rebajar los costes de vivienda social, seleccionada por URSULA (2019). 9. Práctica: KAMU Sistema de gestión y acceso a contenidos educativos offline, sin internet (2019).

El rostro de la pobreza

pobreza

Investigan, a través de historias de vida y de caracterización diacrónica, cuál es la realidad que existe detrás de las estadísticas oficiales sobre el impacto de la pobreza y cómo esta afecta a la población más vulnerable.

Abordar de una manera diferente el modo de investigar y de estudiar la pobreza motiva a ir más allá de los estudios tradicionales, que generalmente se enfocan en el método cuantitativo. El equipo formado por Germán Cevallos Meneses, titulado de la carrera de Economía de la UTPLy Gabriela Jaramillo Loaiza docente del departamento de Economía de la UTPL, promueve una tesis (como parte de un programa de graduación de la carrera de Economía) en la que se plantea un nuevo abordaje de la investigación, indagando en lo que hay detrás de las cifras oficiales que se publican para centrarse en los rostros humanos que se encuentran sumergidos en una situación de pobreza. El estudio se centra en la realización de un análisis cualitativo de la pobreza en el área rural del cantón Celica, con el fin de identificar, desde la perspectiva de la población vulnerable, los problemas que atraviesan en su diario vivir.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (2021), la pobreza en el área rural a nivel nacional es de aproximadamente 49%. Como señalan los autores, “es un área en el país en la cual las políticas públicas no están focalizadas ya que, por lo general, aquellas que se aplican en el área urbana son las mismas que se ejecutan en el sector rural del país”. Por eso, el equipo de investigación ha considerado que “es necesario realizar un estudio cualitativo con el fin de entender la pobreza desde la piel de quien la padece -inclusive, intergeneracionalmente-, y así proponer recomendaciones de políticas públicas para mitigar el problema desde una base más cercana a la realidad, desde el territorio”.

Una de las parroquias analizadas es Pózul, identificada como la más pobre del cantón Celica. Existe un acercamiento a las historias de vida de familias que atraviesan una situación de pobreza extrema. Esta problemática se aborda, principalmente, para llegar a dar respuesta a cuestionamientos como: ¿cuáles son los factores sociales y económicos de la pobreza en el cantón? ¿qué políticas públicas emplean las autoridades cantonales para frenar la pobreza? Y, ¿cuál es el estilo de vida de la población de estudio?

La investigación se realiza mediante entrevistas en las que se aplican técnicas de historia de vida y de caracterización diacrónica. Se procede a realizar la validación de la información recogida a través de la constitución de un grupo focal conformado por cinco líderes del cantón con el fin de evitar sesgo en la información generada por las familias. Posteriormente, se realizan recomendaciones de políticas públicas para mitigar los problemas identificados. De este modo se toma el testigo de otros trabajos cualitativos del país que están centrados en algunas provincias de la región Sierra y Costa, especialmente en Cotopaxi, en donde se realizó una investigación cualitativa en el área rural a la población en situación vulnerable.

La pobreza es un problema social y económico que persiste a lo largo de los años, lo que sugiere que sea considerada como estructural y endémica. Las instituciones que conforman el Estado, de acuerdo con las competencias correspondientes, pueden diseñar soluciones y aplicar políticas públicas que mitiguen la pobreza con un enfoque más territorial.

Los resultados obtenidos hasta el momento permiten ver cómo las familias en situación vulnerable en el área rural del cantón Celica presentan deficiencias en el área de salud y educación y, como señalan los autores del estudio, se evidencia que “la pobreza es un problema social y económico que persiste a lo largo de los años, lo que sugiere que sea considerada como estructural y endémica. Con los resultados, las instituciones que conforman el Estado, de acuerdo con las competencias correspondientes, pueden diseñar soluciones y aplicar políticas públicas que mitiguen la pobreza con un enfoque más territorial”.

Para finalizar la tarea aún queda por realizar una encuesta a expertos en temas de políticas públicas con el fin de reforzar las propuestas que se plantee en la investigación. También se espera profundizar el análisis de las dimensiones económicas, que son primordiales para que la población vulnerable del sector rural pueda superar la situación en la que se encuentra.

Gabriela Jaramillo Loaiza y Germán Cevallos Meneses consideran que la tesis tendrá resultados de interés para el gobierno y toda la población porque “contribuye a realizar más estudios focalizados en el área rural para tener una perspectiva de los problemas que causa la pobreza desde la visión de los afectados. Así, las políticas que se apliquen serían específicas en estos territorios”. Con estudios como este en el país, manifiestan, junto a la acción de los gobiernos competentes, la pobreza en el área rural disminuiría y se observaría menos personas en situación vulnerable”.

Desde el grupo de investigación de economía urbana y regional de la UTPL se prevé la publicación del libro “El rostro de la pobreza en la provincia de Loja”, con el apoyo del Vicerrectorado de Investigación y bajo la coordinación del Mgs. Diego García Vélez, director de la carrera de Administración Pública.

Este reportaje forma parte de la Revista Perspectivas de Investigación, edición #62, correspondiente a los meses diciembre2021-enero2022. Si quieres acceder a la revista completa clic aquí.

Gamificar para enseñar o cómo aprender Matemáticas jugando

matemática

Un proyecto de innovación de la UTPL, investiga la gamificación como estrategia para la enseñanza aprendizaje de la matemática con el fin de desarrollar en los estudiantes la capacidad para resolver problemas matemáticos del contexto de forma significativa empleando herramientas tecnológicas gratuitas y accesibles.

La enseñanza de las Matemática tiene como eje fundamental generar aprendizajes significativos en los estudiantes para que sean aplicados en diferentes contextos. Para ello, las destrezas con criterio de desempeño deben desarrollarse en ambientes motivadores y con metodologías innovadoras. Es aquí donde intervienen las herramientas tecnológicas y las estrategias de gamificación como un recurso de enseñanza para dinamizar el aprendizaje de las Matemáticas de forma diferente y divertida.

Osler Valarezo Marín, docente de la Carrera de Pedagogía de las Matemáticas y la Física, del Departamento de Ciencias de la Educación de la UTPL, lidera esta iniciativa conjuntamente con Mónica Herrera, Sonia Granda y Salvador Granda.

El profesor Valarezo considera que la gamificación es una aliada positiva de la enseñanza y el aprendizaje de las Matemáticas: “la Matemática es una ciencia que se destaca por su carácter deductivo y abstracto, aspecto que, para muchas personas, se convierte en una actividad tediosa y difícil de comprender. Sin embargo, la visión cambia cuando se dinamiza y contextualiza con los saberes y haceres de los estudiantes”.

“En los procesos de enseñanza – aprendizaje, añade, se requiere incorporar herramientas tecnológicas con enfoque lúdico, con las cuales se busca desarrollar destrezas y habilidades a través del diseño, ejecución de juegos y actividades interactivas para la resolución de problemas matemáticos”.

En la actualidad en Ecuador existen varios aportes investigativos de gamificación, pero cada uno da respuesta a problemáticas específicas de acuerdo con el contexto.

El equipo que dirige el profesor Osler Valarezo, “como actividad inicial, y con ayuda del método de investigación documental, estableció el marco referencial sobre la gamificación del aprendizaje. Luego, para comprender el problema y determinar sus aspectos específicos, se utilizó el método analítico-sintético. Y, en el diseño de las estrategias didácticas, a través de la gamificación, para representar conceptos matemáticos en la resolución de problemas se empleó la metodología activa basada en los principios constructivistas y el trabajo colaborativo, como técnicas, la lectura, la observación y el fichaje para recolectar la información”.

“La Matemática es una ciencia que se destaca por su carácter deductivo y abstracto, aspecto que, para muchas personas, se convierte en una actividad tediosa y difícil de comprender. Sin embargo, la visión cambia cuando se dinamiza y contextualiza con los saberes y haceres de los estudiantes”.

La gamificación, junto con las Tecnologías de la Comunicación e Información (TIC), se ha convertido en una valiosa estrategia de aprendizaje para facilitar los procesos formativos en las aulas. “La gamificación, explica Valarezo Marín, es una poderosa estrategia para el docente de Matemáticas, la cual debe ser implementada en el salón de clases para la formación del estudiante”.

“Es muy importante que los docentes comprometidos con la educación se actualicen constantemente en función del auge tecnológico, para que este sea aprovechado en el ámbito educativo”.

El objetivo del proyecto impulsado desde la UTPL es que los estudiantes utilicen la tecnología como un medio de aprendizaje propicio para la resolución de problemas matemáticos en contextos reales y la generación de aprendizajes significativos.

Como reseña el profesor Valarezo, la Universidad Técnica Particular de Loja es una institución que “fomenta una educación de calidad acorde con los estándares educativos propuestos por el Ministerio de Educación, con el fin de garantizar, a través de nuestros futuros docentes, procesos de enseñanza – aprendizaje de calidad, beneficiando a los estudiantes de Educación General Básica y Bachillerato, lo que contribuirá al desarrollo sostenible de nuestro país”.

Por eso, en su opinión, los futuros docentes de la UTPL conformarán una plantilla académica que contará con competencias digitales de última generación, las cuales aportarán significativamente a la creatividad y el trabajo colaborativo, aspectos esenciales para su práctica profesional, ya sea para instituciones públicas o privadas.

“Los estudiantes de Educación General Básica y Bachillerato que aprenden a través de la gamificación -señala- estarán en capacidad de resolver problemas matemáticos del contexto, generando aprendizajes con significado a través del uso de herramientas tecnológicas gratuitas y accesibles”.

“Es muy importante que los docentes comprometidos con la educación se actualicen constantemente en función del auge tecnológico, para que este sea aprovechado en el ámbito educativo”.

Este reportaje forma parte de la Revista Perspectivas de Investigación, edición #62, correspondiente a los meses diciembre2021-enero2022. Si quieres acceder a la revista completa clic aquí.

“En procesos orales, es posible usar la tecnología para comparecer de forma telemática desde cualquier latitud”

derecho

Entrevista a Rolando David Andrade Hidalgo, docente del Departamento de Ciencias Jurídicas.

El sistema oral en el Derecho Procesal en Ecuador está en las prioridades de investigación de Rolando David Andrade Hidalgo, profesor de la sección de Derecho Privado del Departamento de Ciencias Jurídicas de la UTPL. “Todos nosotros -asegura- deberíamos conocer las fortalezas de aplicación del sistema oral en nuestro país y las ventajas que tenemos a través de la aplicación de la justicia en audiencia pues ya no se debe esperar años de años para la resolución de un problema que deba conocerlo la administración de justicia”. Su investigación pretende traspasar el campus universitario porque, como señala, “desde la academia se puede establecer una cultura del conocimiento en lo académico y en el campo profesional.

¿Cómo explicaría sobre qué está usted investigando?

En el estudio del Derecho Procesal Civil es importante mencionar que existen varios campos para la investigación. Uno de ellos es la gestión procesal en sistema jurisdiccional en Ecuador, partiendo de un contraste con países de Latinoamérica que pueden ser cercanos a una estructura del manejo efectivo del sistema procesal o que, a la vez, tengan un efecto productivo como se vio en nuestro país con la incorporación del Código Orgánico General de Procesos y en el pronunciamiento de un principio rector como es el artículo cuatro. Este establece que el proceso oral por audiencias manifiesta que la sustanciación de los procesos en todas las instancias, fases y diligencias se desarrollarán mediante el sistema oral, salvo los actos procesales que deban realizarse por escrito. Las audiencias podrán realizarse por videoconferencia u otros medios de comunicación de similar tecnología, cuando la comparecencia personal no sea posible.

¿Quiere decir que se puede comparecer a distancia?

Este principio deja claro que el manejo o uso de herramientas tecnológicas es de beneficio absoluto para los actores de la contienda legal ya que se estaría dando la posibilidad de comparecer de forma telemática desde cualquier latitud en donde se encuentre, lo que no era posible con el extinto Código de Procedimiento Civil que no tenía esos componentes relevantes para un eficiente manejo del sistema procesal en Ecuador.

Es un modo de garantizar acceso sin recortar derechos…

En Ecuador ha existido varias reformas en el campo del Derecho. Es así que desde el año 2008 hemos tenido alta actividad con la incorporación de varios cuerpos normativos, algunos de ellos fueron la Constitución ecuatoriana, cuerpo normativo transversal y fuente principal de las otras normas, así como también, en materia penal, se puso en actividad procesal el Código Orgánico Integral Penal en el año 2014 y, llegando al año 2016, en mayo, se da apertura y ejecución del Código Orgánico General de Procesos, dando un giro completo al sistema procesal en materias civil, mercantil, tributaria, administrativa, laboral, niñez y adolescencia e inquilinato, poniendo como parte indispensable a la oralidad en el Ecuador. Esto ha dado como resultad la disminución de tiempos en la tramitación de un proceso en cumplimiento de principios constitucionales como seguridad jurídica, acceso gratuito a la administración de justicia y celeridad procesal; y de esta forma no vulnerar derechos de personas que son parte en un litigio.

¿Es una fortaleza del sistema judicial del país?

Es una de las fortalezas de aplicación del sistema oral en nuestro país. La ventaja que tenemos a través de la aplicación de la justicia en audiencia es que ya no se debe esperar años de años para la resolución de un problema que deba conocerlo la administración de justicia. En Ecuador, a partir de la promulgación del Código Orgánico General de Procesos en el año 2016, se da apertura a un estudio pormenorizado de los pro y contras sobre la ejecución de dicho cuerpo normativo y del sistema procesal que se implementó. Por eso, desde aquella fecha se vienen presentando aportes de investigación desde la academia, como los jurisconsultos y, asimismo, personas conocedoras del Derecho en Ecuador.

¿Cómo están realizando su investigación?

La metodología aplicada en la investigación para este tipo de temas y, en sí, en materia del Derecho Procesal, se establece en un primer momento trabajando con impactos relativos al cumplimiento en el sistema procesal y su aplicación a través de los administradores de justicia y los abogados en libre ejercicio, quienes son muy cercanos al ejercicio profesional y que están presentes en los escenarios reales en un litigio. Ellos son los principales actores de los que se obtiene criterios muy útiles para forjar, en un segundo momento, un debate de criterios con los estudiantes competentes en la materia para determinar si un tema debe ser objeto de investigación académica. Finalmente, se realiza un bosquejo con elementos bibliográficos y nos involucramos a la investigación de campo aplicando instrumentos de recolección de datos.

“El Código Orgánico General de Procesos, de 2016, da un giro completo al sistema procesal (…). Disminuye tiempos en la tramitación en cumplimiento de principios constitucionales como seguridad jurídica, acceso gratuito a la administración de justicia y celeridad procesal y, de esta forma, no se vulneran derechos”.

¿Qué resultados han obtenido?

Como docente puedo estar en una constante capacidad del conocimiento por el escenario híbrido de saberes que se presta para la investigación, ya que no solo involucra a la academia sino también al ejercicio profesional en lo referente a la administración de justicia y su sistema procesal, y a los abogados de libre ejercicio y actores del Derecho. Con el alumnado de la materia de Derecho Procesal General I de la modalidad presencial se participa anualmente en el acto académico Investiga UTPL, exponiendo póster en temas del sistema procesal, y así conllevar a la entrega de resúmenes para el libro de memorias del evento.

¿Qué aplicación tienen sus aportes?

Ahora nos encontramos trabajando en la última fase con estudiantes y docentes ligados a la materia de Derecho Procesal General, en la creación de un sistema llamado Soporte Tecnológico Educativo de Simulación en Administración de Justicia. Ponemos como objetivo académico que los estudiantes tenga una interacción muy cercana con la realidad que se le presentará cuando sea un profesional del Derecho, ejerciendo como abogados/as o administradoras/es de justicia. Lo que se pretende es que, con este acercamiento, los estudiantes se preparen para una realidad vivencial de resolución de causas que pudieran enfrentar en la práctica del ejercicio profesional.

Su investigación, entonces, no tiene fin.

Es un trabajo permanente. Al término de un ciclo de investigación se podría ver todos los resultados y podríamos pensar que estamos contribuyendo a instaurar una cultura de investigación en todos los campos profesionales y tener un resultado global en Ecuador, impulsado desde nuestros saberes académicos, siendo sumamente importante que nuestra institución sea una muestra de eficiencia en la investigación, como ocurre en la actualidad. Lo que se aporta con estos temas de investigación a la sociedad es que desde la academia se pueda ir establecido esa cultura, que pueda verse en la capacidad absoluta del conocimiento tanto en lo académico como en el campo profesional y se ponga en ejecución todo lo vivido en una investigación para el beneficio a la sociedad.

Esta entrevista forma parte de la Revista Perspectivas de Investigación, edición #62, correspondiente a los meses diciembre2021-enero2022. Si quieres acceder a la revista completa clic aquí.

Cultura sismorresistente para invertir de manera segura y vivir sin incertidumbre frente a los terremotos

sismos

El profesor Bolívar Maza dirige una investigación para tener fácil acceso al conocimiento y uso de la información sísmica y sismológica en “un documento resumen, en un lenguaje fácil de entender”

El constructor común, formal y los diferentes niveles de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD’s) deben tener fácil acceso al conocimiento y al empleo de la información sísmica y sismológica. Su buen uso puede ser una ayuda para prevenir impactos negativos por un repentino terremoto. Bolívar Hernán Maza, profesor de la sección Estructuras, Transporte y Construcción del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) ha decidido enfocar el tema a modo de investigación de tesis de postgrado, con la colaboración de la tesista Dolores Vanessa Maza Vivanco.

El profesor Bolívar Maza se muestra convencido de que “no existe cultura sismorresistente en la comunidad ecuatoriana en general, y lo mismo ocurre en sectores de gobernabilidad”. En su opinión, en lugar de centrase en la prevención, “se espera que primero un sismo nos haga daño para luego actuar, principalmente en rescate y programas en el marco de la improvisación”, a pesar de que “actualmente ya se dispone de tecnología y herramientas para enfrentar los sismos de manera eficiente y eficaz”.

“Toda la sociedad -añade- debería conocer el peligro y amenaza sísmica, sobre todo en las comunidades desprotegidas y deprimidas económicamente, incluidos los GAD’s y los sectores de gestión de riesgos”.

Para el desarrollo de su investigación, los profesionales se apoyan en el uso de bases de datos que faciliten un estudio constante y riguroso para elaborar un sólido marco teórico. Esta construcción del estado de la cuestión se realiza de modo paralelo a la realización de visitas técnicas. Aunque es una investigación incipiente, ya ha conseguido dar a conocer su actividad en formato póster para la X convocatoria Investiga UTPL.

“Es un espacio de divulgación científica, – afirma-, que se aprovechó para dar a conocer a la comunidad lo que estamos haciendo y, además, los vecinos de la zona de estudio (ciudad de Catamayo) se están enterando del significado del peligro y amenaza sísmica. Finalmente será imperante la necesidad de construir viviendas seguras frente a un sismo por lo que es interesante que trascienda la vinculación a vivir la cultura sismorresistente”, añade Bolívar Hernán Maza.

La investigación tiene pendiente desarrollar el procesamiento de la información recabada con la ayuda de herramientas digitales y, después, cuantificar y discutir resultados. El objetivo es, según el profesor Hernán Maza, “disponer de un documento resumen en lenguaje fácil de entender y aplicar los resultados y hallazgos y socializar con la comunidad pertinente”.

La historia sísmica registrada en Ecuador es muy corta. Consecuentemente, los estudios relacionados no son abundantes. La presencia de nuevos estudios facilita el desarrollo de nuevas investigaciones, pero se confía en que los resultados de esta actuación se apliquen en el sector de la construcción civil y en el de obras menores vinculadas a la vivienda porque “tendrán información en mapas para construir de forma segura sin descuidar el rigor de la Ingeniería Sismorresistente”, dice.

El objetivo final es que en Ecuador se cree y se consolide de un modo generalizado la posibilidad de que la sociedad progrese inmersa en una cultura sismorresistente “que le permita invertir de manera segura y vivir sin incertidumbre frente a los sismos”.

“Se espera que primero un sismo nos haga daño para luego actuar, principalmente en rescate y programas en el marco de la improvisación” a pesar de que “actualmente ya se dispone de tecnología y herramientas para enfrentar los sismos de manera eficiente y eficaz”.

¿Cómo cree usted que podrá aumentarse el nivel de cultura sismorresistente en la comunidad?

A través de la comunicación.

Capacitación a los sectores de la construcción formal e informal. También a los diferentes niveles de los GAD’s.

Programas educativos en la educación primaria y secundaria.

Programas de radio.

• ¿Cuáles cree que son los peligros y amenazas sísmicas que debería conocer todo el mundo?

De manera sencilla, para salir del estado complejo y entenderse mejor.

a. Ubicación de las fallas geológicas y desplazamientos de suelos.

b. Vulnerabilidad de edificaciones y viviendas (base de datos).

c. Procesos constructivos seguros, visión general.

d. El usuario debe conocer que las viviendas y obras civiles nacen con patologías y las pueden adquirir en el tiempo. Estas generan vulnerabilidad estructural, entendiéndose como una nula respuesta de la edificación para atenuar el efecto sísmico.

• ¿Por qué es importante fomentar la cultura sismorresistente, sobre todo, en las comunidades desprotegidas y deprimidas económicamente?

Las comunidades vulnerables asumen el mayor costo de un desastre que deja un sismo, pérdidas humanas y económicas irrecuperables. En contraste, los sectores de economía robusta tienen pérdidas económicas recuperables. No obstante, los dos sectores, incluido un tercer sector: el Estado, deben ascender a la cultura sismorresistente. En Ecuador debe construirse edificios con instrumentos de protección sísmica. México, Chile, Japón y otros países ya viven a plenitud la capacidad de respuesta frente al manifiesto sísmico. Consecuentemente, la comunidad es resiliente y el sismo no tiene poder destructivo.

Este reportaje forma parte de la Revista Perspectivas de Investigación, edición #62, correspondiente a los meses diciembre2021-enero2022. Si quieres acceder a la revista completa clic aquí.

Envases no retornables y contaminación ambiental

El impuesto a las bebidas en envases no retornables ha permitido que el reciclaje sea una alternativa eficiente para disminuir el impacto ambiental y para incrementar la generación de fuentes de ingresos para personas de escasos recursos.

Como integrante de la Agenda 2030, Ecuador se ha comprometido a establecer políticas encaminadas al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Entre estos destaca el ODS 13: “Acción con el clima” cuya finalidad es disminuir el impacto de la contaminación que está provocando daños irreversibles en la vida y salud de las personas y en el planeta, provocando enfermedades catastróficas y crónicas en sus habitantes, en particular, por el excesivo consumo de bebidas en envases de plástico PET. Por eso se creó en 2011 el impuesto a las bebidas en envases no retornables.

Ángel Alexander Higuerey Gómez, docente del Departamento de Ciencias Empresariales de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), dirige un proyecto de investigación que busca responder varias preguntas: ¿cuál es el efecto de aplicación de esta norma? ¿El objetivo de creación de este impuesto se está cumpliendo? ¿Cuál ha sido el comportamiento del contribuyente/consumidor? Y ¿cuál es el resultado de la aplicación del reciclaje con la finalidad de minimizar el impacto ambiental?

Hasta la fecha se ha conseguido evidenciar que el consumo de bebidas en botellas no retornables sufrió un aumento progresivo que se relaciona con el incremento de la población y también de contribuyentes en Ecuador.

Por otra parte, los montos por concepto de devolución de este impuesto fueron superiores al 50% del monto de recaudación por la elaboración o importación de las botellas plásticas no retornables, “lo que incide en que la norma ha permitido que el reciclaje controle los síntomas de la contaminación ambiental que generan las bebidas en envases no retornables”, afirma el profesor Higuerey Gómez.

El análisis de los datos permitió, además, comprobar que existe un adecuado control del impuesto por parte de la administración tributaria en cuanto a evasión y defraudación fiscal “que daña la economía ecuatoriana”. “En definitiva, señala, se observa que la norma ha permitido que el reciclaje sea una eficiente alternativa para disminuir el impacto ambiental y la generación de fuentes de ingreso para personas de escasos recursos”.

Ángel Alexander Higuerey Gómez, que trabaja el tema con la colaboración de Raquel Fernández Arias, egresada de la Maestría en Administración Tributaria de la UTPL, asume que queda todavía por ver si la tendencia del incremento del uso de botellas retornables y de la recaudación de este impuesto se ha mantenido en el tiempo. “Para eso se requiere información más actualizada y, de ser posible, con más detalle, para realizar el desglose a nivel cantonal y con ello tener una mejor visión del comportamiento del ciudadano ecuatoriano”, afirma.

En su opinión, “es muy importante conocer el comportamiento del consumidor y contribuyente de bebidas en envases no retornables y con eso demostrar la eficiencia de este impuesto en Ecuador para determinar si su incorporación al sistema tributario se justifica por el cumplimiento de su doble objetivo: por una parte, la disminución de la contaminación ambiental por el uso de los envases no retornables y, por otra parte, la generación de recursos financieros que son retornados a personas de escasos recurso”. Los resultados de esta investigación contribuyen a conocer cómo la implementación de una norma tributaria ayuda a corregir una externalidad negativa al medio ambiente y a que el consumidor conozca los efectos negativos del consumo de bebidas en botellas de plástico no retornables.

Este editorial forma parte de la Revista Perspectivas de Investigación, edición #62, correspondiente a los meses diciembre2021-enero2022. Si quieres acceder a la revista completa clic aquí.

Evaluación Institucional en el marco del Aseguramiento Interno de la Calidad

cruz utpl

Por: Mary Morocho.

Directora de Evaluación Istitucional y Calidad de la UTPL.

En Ecuador el Sistema Interinstitucional de Aseguramiento de la Calidad (SIAC) tiene por objeto garantizar y promover el cumplimiento del principio de calidad consagrado en la Constitución y en la Ley Orgánica de Educación Superior (LOR-LOES 2018), proceso en el cual intervienen directamente el Consejo de Educación Superior (CES), el Consejo de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (CACES) y las Instituciones de Educación Superior (IES). El SIAC se sustenta principalmente en la autoevaluación permanente que las instituciones de educación superior deben realizar sobre el cumplimiento de sus propósitos tanto a nivel institucional, de carreras y programas.

De esta forma, la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) desarrolla su proceso de autoevaluación institucional de forma permanente con el propósito de identificar las fortalezas y aspectos de mejora y sobre todo reafirmar el compromiso institucional y avanzar hacia la excelencia académica. Como resultado de este proceso implementa acciones orientadas al cumplimiento de las tres funciones sustantivas de la universidad: docencia, investigación e innovación y vinculación con la sociedad, así como de sus condiciones institucionales relacionadas con aspectos tangibles e intangibles básicos, que constituyen los pilares sobre los que se levanta el ejercicio de dichas funciones; lo cual le ha permitido el mejoramiento, aseguramiento y construcción colectiva de la cultura interna de la calidad con la participación de todos los estamentos universitarios.

Actualmente, la UTPL se encuentra implementado el Plan de Aseguramiento de la Calidad que orientará el desempeño de la institución en los próximos 5 años articulado a la planificación estratégica y operativa de la institución. Para ello la UTPL realizó previamente el análisis de los resultados obtenidos por cada estándar en el proceso de evaluación institucional con fines de acreditación identificando los factores internos (fortalezas, debilidades) y externos (oportunidades, amenazas) que influyeron en los mismos, lo cual permitió definir metas y acciones que se pretende cumplir durante su ejecución, y que consecuentemente garantizarán el fortalecimiento de los procesos académicos, investigativos, de vinculación e institucionales.

Este editorial forma parte de la Revista Perspectivas de Investigación, edición #61, correspondiente a los meses octubre-noviembre 2021. Si quieres acceder a la revista completa clic aquí.

Estudio de los factores asociados al estrés laboral en Enfermería durante la crisis sanitaria del Covid-19

La prevención del estrés laboral y la promoción de la salud mental en el ámbito laboral tienen una importancia incuestionable, y más en situaciones sociales y laborales como las que derivan del impacto de la pandemia del Covid-19. Con el objetivo de contribuir con datos que sustenten una planificación e intervención oportuna en la prevención y cuidado de la salud mental ante factores laborales psicosociales que desencadenan estrés en esta población, el equipo investigador dirigido por Rosa María Arévalo González, docente de Ciencias de la Salud de la UTPL, lleva a cabo una investigación sobre los factores asociados al estrés laboral en profesionales de enfermería durante la crisis sanitaria del Covid-19.

Con esta se pretende “categorizar la situación de estrés laboral en este grupo estudiado y posteriormente analizar las estrategias de afrontamiento al estrés que los mencionados profesionales utilizaron durante la crisis sanitaria del Covid-19 para el cuidado y autocuidado de su salud mental en la atención a las personas con sospecha o con diagnóstico de infección por el virus”, comenta Arévalo.

A través de la experiencia del personal que trabaja durante la pandemia en el área de Enfermería en el Hospital Manuel Ygnacio Monteros y en el Hospital Regional Isidro Ayora de Loja, el estudio de la docente “se fundamenta en la actualidad de la realidad sanitaria, pues es un tema que se relaciona con las condiciones presentes en el ámbito laboral vinculadas, de forma directa o indirecta, con el contexto del compromiso organizacional como sentido de pertenencia e identificación del rol que cumplen los profesionales de Enfermería en el ámbito hospitalario de la ciudad de Loja, en la atención integral de los pacientes durante la crisis sanitaria covid-19”, añade.

La investigación es un estudio analítico de corte transversal. La población investigada corresponde al personal profesional de Enfermería de dos hospitales generales nivel II de la ciudad de Loja, quienes previo consentimiento informado aceptaron participar en el proyecto de investigación. Los criterios de inclusión se basaron principalmente sobre el hecho de que el profesional labore en alguna de las instituciones de salud a estudiar. Para la recolección de los datos se aplicó instrumentos basados sobre la Escala de Evaluación de Riesgos Psicosociales en Hospitales RED HOS (recursos, emociones / experiencias y demandas) de Marissa Salanova (2006), adaptados a la necesidad laboral hospitalariaactual. Estos indicadores incluyen datos administrativos tipo autoinforme que revelan información sobre aspectos de medidas de bioseguridad y barreras de protección en la atención al paciente y los recursos laborales contemplados en el cuestionario de estilos de afrontamiento, según Lazarus y Folkman (Lazarus), 1980, 1988.

Se trata de una línea de investigación innovadora debido a que no existen estudios en este grupo laboral en la actual crisis sanitaria del Covid-19. Los resultados obtenidos tienen un gran impacto psicosocial por la estrecha relación que existe entre el profesional de Enfermería y el paciente en el contexto de la pandemia, al unificar varias actividades al cuidado integral y contacto directo con los pacientes potencialmente sospechosos o contaminados de Covid, los cuales asocian a su función factores psicosociales y, por ende, se vinculan con su salud mental.

Hasta el momento, desde el equipo investigador se avanza en cuatro resultados derivados de su trabajo con el personal de Enfermería. Estos son:

  1. Los datos administrativos o variables sociodemográficas permitieron destacar que la mayor parte de la población laboral está conformada por un grupo de edad comprendido entre 40 y 60 años de edad.
  2. Demandas laborales: corresponden a las tareas realizadas. Un alto porcentaje está relacionado con la atención integral del paciente, y en las respuestas dadas se puede distinguir que el grupo estudiado manifiesta que en repetidas ocasiones ha experimentado sobrecarga cuantitativa, ambigüedad de rol, conflicto de rol y mobbing, mientras que un porcentaje representativo también ha experimentado con frecuencia rutina, sobrecarga cualitativa mental, sobrecarga cualitativa emocional.
  3. El análisis de los indicadores de autoinforme sobre la percepción de los recursos personales y laborales con que cuenta este personal, evidencia la experimentación de emociones laborales positivas o negativas categorizadas por un porcentaje representativo que señala que nunca ha percibido sentir autonomía, feedback, apoyo social y técnico; mientras que un pequeño porcentaje ha percibido siempre un estilo de liderazgo organizacional adecuado. En muchas otras ocasiones un mayor porcentaje ha percibido la comunicación y las relaciones interpersonales, alguna vez la calidad organizacional, bastantes veces el trabajo en equipo y casi nunca la formación organizacional.
  4. En lo referente a la frecuencia de estrategias de regulación de emociones laborales, según datos obtenidos de los resultados del cuestionario de estilos de afrontamiento según Lazarus y Folkman, 1984, se reporta la experimentación de diversas reacciones frente al estrés manejado por el profesional de Enfermería en la atención integral al paciente durante la pandemia, evitando la confrontación. En alguna medida, un gran porcentaje utiliza el distanciamiento, el autocontrol, la huida o evitación. También existe un porcentaje alto que señala que el profesional de Enfermería debe ser el defensor del paciente.

Estos resultados de la investigación que dirige la profesora Rosa María Arévalo, docente de la sección Clínico Quirúrgica del Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad Técnica Particular de Loja, permitirán desarrollar estrategias de planificación e intervención en la prevención y cuidado de la salud mental ante factores laborales psicosociales que desencadenan estrés en esta población. “Los beneficios para la colectividad -dice la profesora- serán la posibilidad de contar con propuestas psicoeducativas a través de cursos MOOC diseñados por los investigadores, dirigidas a la intervención para el afrontamiento eficaz del estrés laboral en el personal de Enfermería ante la pandemia provocada por el Covid-19”.

Además, el equipo investigador considera que este trabajo “fortalece el desarrollo de investigaciones que atiendan no solamente los síntomas manifestados por sus consecuencias laborales, sino que también se dirijan a la protección de la salud mental y a identificar las causas o factores que desencadenan problemas”.

Este reportaje forma parte de la Revista Perspectivas de Investigación, edición #61, correspondiente a los meses octubre-noviembre 2021. Si quieres acceder a la revista completa clic aquí.

‘Los cuidados paliativos mejoran la calidad de vida del paciente y su familia’

Entrevista a TAMARA RODRÍGUEZ QUINTANA Docente del Departamento de Ciencias de la Salud de la UTPL.

Los cuidados paliativos no son más que aquellos cuidados que mejoran la calidad de vida de pacientes (y sus familias) que presentan alguna enfermedad amenazante para la vida, a través del alivio del sufrimiento, control de los síntomas, planificación anticipada y acompañamiento antes, durante y después del duelo.

La evaluación del grado de implementación de la guía de práctica clínica en cuidados paliativos, vigente en Ecuador desde 2014, y del nivel de conocimiento sobre cuidados paliativos que tienen los médicos y personal de enfermería que trabajan en los centros de salud participantes, es el objetivo de la investigación que dirige Tamara Rodríguez Quintana, en la que también se ha propuesto la identificación de los pacientes con necesidad de este tipo de atención, así como la valoración de la presencia e intensidad de síntomas que presentan. Como valor agregado de la investigación se realizaron intervenciones para mejorar los conocimientos en esta temática y disminuir la presencia e intensidad de los síntomas.

¿Qué resultados han obtenido hasta el momento?

Casi la totalidad de los centros de salud cuentan con la Guía de Práctica Clínica de Cuidados Paliativos. Sin embargo, en pocos existe un programa de capacitación que incluya los cuidados paliativos, así como la historia clínica para este tipo de atención. Por otro lado, en la mayoría no se cuenta con los medicamentos esenciales para el control de síntomas ni se coordina la atención con unidades de otros niveles.

Por tanto, existe un nivel medio de implementación de la guía de cuidados paliativos en alrededor de la mitad de los centros de salud, y llama la atención que una cuarta parte de ellos tiene un bajo nivel de implementación de esta guía. Los profesionales de la salud tienen un nivel medio de conocimientos en cuidados paliativos, muy relacionado con la poca experiencia y formación en el tema, y que se expresa en dificultades en el uso de las escalas recomendadas en la guía y en el control de síntomas, entre otras.

¿Por qué son importantes los cuidados paliativos?

Porque tienen el objetivo de mejorar la calidad de vida y aliviar los síntomas que puedan presentar los pacientes con enfermedad crónica avanzada, cuyo pronóstico de vida es limitado, y también acompañar a la familia durante el proceso de la enfermedad y el duelo. Entre el abanico de sintomatología que se abre, uno de los síntomas más frecuentes es el dolor. Aproximadamente la mitad de las personas que tienen la necesidad de este tipo de atención, tienen acceso y, un porcentaje muy reducido de ellos recibe los medicamentos que ayuden al control de este síntoma. La idea es que se brinde una atención integral porque no solamente participamos los médicos, sino también enfermeras, psicólogos, personas de trabajo social e incluso guías espirituales.

Se trata de llegar al final de la vida con dignidad…

Sí. Con los cuidados paliativos se trata de que este último momento de su vida lo vivan con dignidad, pero que también, a través de los cuidados paliativos, los pacientes puedan recibir preparación para poder enfrentar con dignidad la enfermedad, para que tengan la capacidad de poder decidir qué es lo que quieren y qué no quieren recibir durante la atención. Incluso se trata de prepararlos para que tengan la posibilidad de cerrar ciertos asuntos que tienen pendientes en la vida, para poder organizar cómo quieren que sean esos últimos momentos, si quieren que sean en el hospital o en su casa, pero sobre todo que sientan alivio de los síntomas físicos y emocionales.

¿Cómo toman los familiares del paciente la aplicación de los cuidados paliativos?

Todavía existe cierta desinformación por parte de la población, pero una vez que los profesionales de la salud nos acercamos a la familia de los pacientes y les explicamos que nosotros estamos allí para acompañarlos, para dar atención integral durante la evolución de la enfermedad y para estar al lado de la familia durante el duelo, estos son aceptados y cada día son más las personas que lo solicitan. No quiero que se piense que yo estoy romantizando el tema de la ayuda espiritual y emocional, pero son fundamentales para mejorar la calidad de vida y el bienestar de estas personas.

¿Cómo se podría solucionar el problema de la accesibilidad a los cuidados paliativos?

Los cuidados paliativos deben ser brindados por cualquier profesional de la salud que esté preparado porque tenemos la obligación de informar a la población sobre este tipo de atención, sobre esta oportunidad que existe. Es una responsabilidad del personal sanitario informar, pero yo considero que también se deben realizar más actividades de difusión, explicar a la gente en qué consisten y, desde la academia, incorporarlos en las mallas curriculares desde el pregrado.

“Los profesionales de la salud tienen un nivel medio de conocimientos en cuidados paliativos, muy relacionado con poca experiencia y formación en el tema”.

¿Se aplican en el país con todos los parámetros que implican?

En el país se han dado muchos avances, no se puede decir que la situación esté en cero. Se ha avanzado desde que en 2014 el Ministerio de Salud aprobó la Guía de Práctica Clínica en Cuidados Paliativos, la cual orienta a los profesionales de la salud sobre cómo practicarlos, cómo poder brindarlos. Sin embargo, con nuestra investigación nos dimos cuenta de que la implementación de esta guía, a pesar de ser de total obligatoriedad para los prestadores de salud, aún es insuficiente, igual que los conocimientos que tiene el personal de la salud sobre el tema. No puedo hablar en general del país, porque nuestra investigación se desarrolló en la Zona 7, pero sin temor a equivocarme diría que el comportamiento en algunos lugares podría ser muy similar a lo que ocurre en la zona estudiada.

¿Cómo se determina quién necesita cuidados paliativos y quién lo determina? En el primer nivel de atención, el equipo de atención integral en salud debe conocer a toda su población, y de manera individual identificar los factores de riesgos y protectores, así como las enfermedades que padecen, no solamente de los pacientes prioritarios, los vulnerables, que muchas veces nos enteramos porque tienen la posibilidad de acceder al centro de salud, sino también de otros que necesitan atención y que están en sus hogares. Una vez que conocen quiénes son las personas que tienen una enfermedad crónica o degenerativa le deben de realizar el instrumento NECPAL, a través del cual se identifica la necesidad de cuidados paliativos. Con la aplicación de este instrumento es fácil determinar quién necesita cuidados paliativos. Estos no se brindan solamente porque el médico lo determine, también el propio paciente o la familia puede solicitarlos. De igual forma se puede aplicar este instrumento en cualquier nivel de atención.

Esta entrevista forma parte de la Revista Perspectivas de Investigación, edición #61, correspondiente a los meses octubre-noviembre 2021. Si quieres acceder a la revista completa clic aquí

YouTube e Instagram: hacia un modelo de gestión del aprendizaje

info youtube

Un equipo de la UTPL trabaja en una plataforma educativa orientada a fomentar la participación democrática y ciudadana desde la escuela, a través del uso de Internet y redes sociales

La sociedad actual se diferencia significativamente por los profundos cambios en las interacciones que día a día tienen las personas con los medios de comunicación. El desarrollo de Internet y los avances de la web han hecho posible una comunicación multidireccional en la que los ciudadanos pueden, además de usar los medios, producir con ellos e implicarse con nuevos modelos de participación, convivencia y educación, entre otros. El desarrollo de una cultura de convergencia mediática y participación está incidiendo no solamente en los comportamientos, y percepciones sociales sino en las formas de aprender y enseñar; por ello, la alfabetización específica para el empoderamiento de los ciudadanos y la democratización se convierte en una necesidad emergente. Las generaciones más jóvenes, especialmente, están creando, al amparo de plataformas digitales y redes sociales como YouTube e Instagram, nuevos relatos y nuevas experiencias que pueden llevarse a un contexto educativo en el que profesores y estudiantes a la vez que aprenden, promuevan una ciudadanía crítica y participativa.

Lucy Deyanira Andrade Vargas lidera un proyecto de investigación que integra docentes investigadores de los departamentos de Ciencias de la Educación, Comunicación y Ciencias de la Computación y Electrónica de la UTPL, cuya actividad se enmarca en la línea de competencia mediática y educación, orientada al uso de las redes o plataformas sociales: YouTube e Instagram como herramientas que apoyan la gestión de la enseñanza-aprendizaje de los profesores y estudiantes de educación básica y bachillerato de Ecuador.

La premisa de trabajo que se plantea en el estudio establece que, el desarrollo de la competencia mediática en los ciudadanos fortalece la comunicación y la participación democrática a través de los medios de comunicación e Internet y las redes sociales. “De ahí que crear nuevos modelos para la enseñanza de los profesores y el aprendizaje de los estudiantes con el uso de estas plataformas sociales, además de llevar este concepto de participación democrática y ciudadana a la escuela, nos anima a impulsar la investigación en el contexto educativo”, señala Andrade.

En Ecuador la línea sobre competencia mediática está liderada por la UTPL a través del Grupo de Investigación de Comunicación, Educación y Tecnología que forma parte de la Red Interuniversitaria EuroAmericana de Investigación sobre Competencias Mediáticas para la Ciudadanía (Alfamed), la cual, desde 2010 investiga en el área de la Educomunicación, específicamente en la línea de la alfabetización en la competencia mediática.

En la investigación participan 407 instituciones educativas, de las cuales el 34.9% son fiscales, el 35.6% son fiscomisionales y el 29.5% son particulares. Todas pertenecen a diferentes provincias del país, y el 80.8% se ubican en el sector urbano y el 19.2% en el sector rural. También participan 2.115 estudiantes entre 12 y 18 años que cursan el octavo, noveno y décimo grados de educación básica; y primero, segundo y tercer año de bachillerato. El 54.1% de los alumnos es de género femenino y el 45.9% es de género masculino. Además, participaron 407 profesores: 60.7% de género femenino y 39.3% de género masculino.

 Los resultados del estudio muestran que:

• Existe una tendencia a la democratización de la creación de contenido por parte de profesores y estudiantes de educación básica y bachillerato.

• Los docentes son quienes aprovechan las redes sociales, YouTube e Instagram, para innovar el aprendizaje de los estudiantes a través de la selección e integración de contenidos y recursos de estas redes sociales, los cuales proporcionan condiciones favorables para el diálogo, el aprendizaje colaborativo y la participación democrática.

• El modelo para “la gestión del aprendizaje” propuesto, consolida de manera integral el desarrollo de la competencia mediática de los docentes en las redes sociales YouTube e Instagram, el cual se conforma de tres dominios (conocimientos, habilidades y actitudes) en las dimensiones de lenguaje, tecnología, producción, interacción, estética y valores.

La investigación, una vez concluida, permitirá detectar puntos fuertes y débiles en cuanto a las prácticas de utilización de estas redes, así como definir vías para la educación en medios como un activo valioso para la educación en el contexto de la cultura participativa, democrática y el desarrollo de las competencias mediáticas de docentes y estudiantes.

La profesora Lucy Deyanira Andrade Vargas explica que “aún está pendiente la apertura de la “plataforma para la gestión del aprendizaje” a la comunidad educativa para la validación por parte de los usuarios y la mejora del prototipo”. El equipo investigador confía en que la plataforma constituya un apoyo pedagógico para los profesores y un recurso de aprendizaje para los estudiantes de educación básica y bachillerato. “Esperamos -dice- que esta plataforma se actualice continuamente con la participación de estudiantes de las carreras de Educación de la UTPL y de todos los usuarios que no solo la utilicen, sino que también la retroalimenten; es decir, los usuarios pasan de ser consumidores a prosumidores, incorporando orientaciones didácticas a cada uno de los recursos didácticos de la plataforma, enriqueciéndola de manera permanente y fomentando un trabajo colaborativo”.

Adicionalmente dice que, “en aras de crear contenido digital enriquecido, teniendo como base los recursos disponibles en redes sociales como YouTube, se crea un proceso de evaluación técnica y pedagógica, que sirve para la evaluación de la gestión del aprendizaje y de los recursos digitales a través de un portal web que permita la visualización y evidencia de los recursos enriquecidos e indicadores que aporten a la toma de decisiones en el ámbito educativo”.

Este reportaje forma parte de la Revista Perspectivas de Investigación, edición #61, correspondiente a los meses octubre-noviembre 2021. Si quieres acceder a la revista completa clic aquí.

Destacado