Frente a realidades como el calentamiento global y el cambio climático, y lo que éstos representan en la actualidad, surge la necesidad de incorporar la educación ambiental como un eje transversal en la formación de las personas, de manera que se les dote de información suficiente, así como de los mecanismos de prevención e intervención para alcanzar entornos saludables y sostenibles que garanticen la convivencia sana de esta y futuras generaciones.

Considerando que en el Documento del Buen Vivir se manifiesta que la sociedad es corresponsable del cuidado y protección de la naturaleza, y que, por eso, debe descubrir la estrecha relación que tiene con la Pachamama, transformando la vida diaria en un ejercicio práctico de sostenibilidad, se debe generar una intervención temprana y contribuir con el fortalecimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

De hecho, en vista de que el Objetivo 11 busca lograr ciudades y asentamientos humanos inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles, un grupo de investigadores del Departamento de Geología y Minas e Ingeniería Civil, liderado por Carmen Mireya Lapo Pauta, docente investigadora de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), desarrolla el proyecto denominado “Educando a los Guardianes de la Sostenibilidad Ambiental”, que se ha enfocado en la concienciación del cuidado del medio ambiente.

Los beneficiarios han sido 172 niños de la Escuela Benigno Bayancela de la ciudad de Loja. Esta labor se la cumplió gracias al aporte de 12 docentes y de padres de familia.

Mireya Lapo señala que, previo al desarrollo de esta iniciativa, en febrero de 2020 se generó el diagnóstico de las necesidades del barrio San Cayetano que está ubicado en la ciudad de Loja, Parroquia El Valle, a través de la intervención de la Dirección de Vinculación con la Sociedad de la UTPL. De esta manera, se obtuvo varios parámetros de análisis: falencias en el sistema de agua potable en algunos sectores del barrio, infraestructura educativa en mal estado, falta de alcantarillado en algunos sectores, deficiencias en el sistema de recolección de basura, contaminación de la quebrada, falta de conservación de la fauna urbana, basura en la calle, poco mantenimiento de áreas verdes y falta de socialización de acciones para la protección y conservación del medio ambiente.

Estas variables presentan al barrio como el lugar propicio para realizar un trabajo de apoyo. Por eso se dio la vinculación de la academia con el sector, considerando que a través de la Carrera de Ingeniería Civil se puede desarrollar una serie de actividades como la elaboración de estudios de diseño de obras y proyectos civiles a nivel preliminar; estudios de prefactibilidad, factibilidad y definitivos; desarrollo de anteproyectos, proyectos, investigación, planificación, consultoría y asesoría técnica para obras de ingeniería civil. La garantía que se brinda a la comunidad se hace evidente en el involucramiento de los estudiantes, quienes desde su formación obtienen conocimientos integrales enfocados en la prevención, control y mitigación de la contaminación ambiental, lo que, a pequeña escala, contribuirá al control y mitigación del calentamiento global. A su vez, se prioriza la preservación de entornos urbanos, fomentando la sostenibilidad social y los entornos a pequeña escala.

En su aplicación, y como se menciona previamente, este proyecto pretende concienciar a la población escolar frente a la problemática ambiental actual, teniendo como base acciones efectuadas por el Ministerio de Educación de Ecuador que desde 2008 lleva a cabo el Programa de Educación Ambiental, adaptado de la metodología TiNi de Perú (Tierra de niñas, niños y jóvenes), la que incluye la elaboración de guías temáticas sobre el cuidado del medio ambiente, implementación de huertos agroecológicos y difusión de buenas prácticas ambientales, entre otros. Sin embargo, para la propuesta actual se aborda temáticas específicas sobre el cuidado del medio ambiente aplicando metodologías y herramientas adaptadas a la modalidad virtual.

En este sentido, a partir de 2019 el programa se ha implementado mediante tres fases:

I Intervención. Se capacita e informa inicialmente a los estudiantes de Ingeniería Civil de la UTPL sobre buenas prácticas para conservar el medio ambiente, a través de talleres y charlas con temáticas relacionadas con el agua y su ciclo hidrológico, cambio climático, residuos y su tratamiento, energía cuidado del medio ambiente y huella hídrica.

II Intervención. Se define y propone recursos digitales sobre la temática, tales como redacción de guías temáticas, creación de páginas web, redacción de textos relacionados y edición de material audiovisual. En esta fase también se valida todo el material creado por parte del personal de la Escuela Benigno Bayancela.

III Intervención: Se procede con la capacitación de los beneficiarios a través de reuniones síncronas virtuales en la plataforma Zoom, donde los estudiantes universitarios imparten los contenidos antes obtenidos mediante espacios de diálogo, juegos, y la participación directa de los niños. Posterior a ello, se procede con la implementación de buenas prácticas.

Una vez que se cumple estos procesos, y como parte de los resultados, el proyecto incluye la construcción de páginas web en las que se recopila las guías de reforestación de cada nivel, trípticos y micro vídeos explicativos y actividades de refuerzo con relación al cambio climático, agua y ciclo hidrológico, residuos y tratamiento, energía, cuidado del medio ambiente y huella hídrica; así como la elaboración de audios de los temas en mención.

Desde la perspectiva social, el programa “Educando a los Guardianes de la Sostenibilidad Ambiental” resulta de gran importancia, puesto que apunta a mejorar los niveles de sostenibilidad de la sociedad, del medio ambiente y de los recursos disponibles. Además, a pequeña escala, pretende ser una iniciativa que puede ser adoptada y replicada en otros sectores de la ciudad y, con ello, generar un efecto más amplio que permita concienciar a niños y adultos, así como conocer las oportunidades de un buen manejo de los recursos y espacios urbanos. Entre los beneficios que se consolidan con este tipo de intervenciones están la concienciación de la colectividad, la cual puede tomar acciones correctivas a las prácticas habituales relacionadas con el cuidado y manejo del medio ambiente; y preservar el uso del recurso hídrico, vital para el desarrollo de todos los seres vivos. Inclusive se proyecta la necesidad de llevar estas capacitaciones a los usuarios de sistemas de abastecimiento y riego de las comunidades rurales.

Este artículo forma parte de la Revista Perspectivas de Investigación, edición #64, correspondiente a los meses abril-mayo 2022. Si quieres acceder a la revista completa clic aquí.