Migración rural ecuador

El estudio de la migración interna en Ecuador puede dilucidar importantes fenómenos económicos y sociales en función de cada región. Consecuentemente, entender las razones y efectos de estos movimientos humanos aporta en la búsqueda de políticas que contribuyan a las condiciones socio-económicas de visitantes y locales.

MIGRACIÓN DENTRO DE UN MISMO PAÍS 

En Ecuador han surgido una gran cantidad de estudios y análisis de la migración desde 1999. Estos han respondido a la magnitud de emigración y sus impactos económicos, políticos y sociales. Mientras, la migración de personas dentro del mismo país recibe menos atención. Sin embargo, como ilustran las investigaciones sobre ‘migración interna’, hay mucho que aprender también de este fenómeno.

El diagnóstico de las causas y consecuencias de la migración interna en Ecuador puede mejorar nuestro entendimiento de las inequidades y economías regionales. Además, llama la atención a los medios por los cuales ocurre la urbanización de ciertas zonas. Y, por último, nos da pautas que podrían traducirse en políticas públicas mejor sintonizadas con la realidad de los migrantes internos.

INEQUIDADES TERRITORIALES

En el Departamento de Economía de la Universidad Técnica Particular de Loja, Jessica Ordóñez ha investigado el fenómeno de la migración interna. Ella nos comenta que la relación entre migración interna e inequidades territoriales se fundamenta en la redistribución de la población en el espacio. Estas inequidades se manifiestan en economías regionales dispares que parten de una distribución asimétrica del PIB, la población, la riqueza de las provincias, la educación o la cantidad de turismo.

Respondiendo a dichas asimetrías, la gente tiende a migrar de los lugares con factores de expulsión hacia los lugares con factores de atracción. Factores de expulsión son el desempleo y el subempleo; a la inversa, factores de atracción son las mayores tasas de empleo. Por ejemplo, el sector de la construcción atrae personas de otras provincias, ciudades o regiones, por su gran demanda de fuerza laboral.

PROS Y CONTRAS DE LA MIGRACIÓN INTERNA

Cuando los niveles de migración interna son equilibrados, esta puede contribuir a disminuir las disparidades regionales. Por un lado, las personas que migran tienen la oportunidad de mejorar su situación económica. Por otro, el lugar de destino de los migrantes puede resultar en un tipo de urbanización que estimule las llamadas ‘economías de aglomeración’. Estas últimas se caracterizan por un mercado en el que las empresas están cerca unas de otras, lo que implica la reducción de costos de producción y transporte.

No obstante, la migración interna también puede generar problemas de saturación. La saturación de un sector y de una economía se da cuando la aglomeración es excesiva. Esto puede causar: abundancia de oferta laboral que baja los salarios, problemas de contaminación urbana, dificultades de movilidad por tráfico, entre otras.

Como vemos, la migración interna tiene la capacidad de aliviar inequidades territoriales o de acentuarlas, todo depende de cómo se maneje. Es así que la derivación obvia de estas investigaciones sería aconsejar las políticas públicas necesarias para asegurar un tipo de migración deseable.

POLÍTICAS PARA UNA MEJOR MIGRACIÓN

Tomando en cuenta la contribución de la migración interna para disminuir disparidades regionales, Jessica nos ha explicado que se deberían desarrollar políticas en los siguientes campos:

  • Aprovechamiento de la urbanización de ciertas provincias para obtener economías de aglomeración.
  • Ya que en Ecuador la migración interna no parece ser un problema en sí —desde 1982 se ha mantenido una tasa del 5%—, debería trabajarse principalmente en las cualidades de esta migración más que en su cantidad. En este sentido, políticas de inserción laboral y adaptación de los migrantes son necesarias. Estas habrán de extenderse no solo a migrantes internos, sino también a aquellas personas que vienen del exterior.
  • Se debe mejorar la educación de visitantes y locales, tal que los primeros conozcan sus derechos/obligaciones y puedan adaptarse fácilmente a las normas de la ciudad huésped. Estos programas deberían incluir centros educativos que reciben estudiantes de otras partes del país, o del exterior.

¿POR DONDE EMPEZAR?

Con el fin de acelerar la creación de las políticas mencionadas, el equipo de Jessica está actualmente trabajando en encuestas que faciliten el diagnóstico de la inmigración en Loja. Junto con la Defensoría del Pueblo, el Ministerio de Inclusión Económica y Social, y el Municipio de Loja, la UTPL apoya en la elaboración de dichas encuestas.

El fin es entender las características laborales y situación de los migrantes de forma permanente, efectuando las encuestas una vez al año. Esto podría dar a la región sur un status de ‘centro de migración’, lo que aceleraría la adopción de mejores políticas.