Especies vegetales para frenar el impacto del mercurio

Se investiga el potencial de especies vegetales nativas para contrarrestar el impacto ambiental causado por la minería artesanal en suelos ecuatorianos.

La minería artesanal del oro es una de las actividades realizadas por el ser humano sobre el planeta que más contribuyen a la contaminación ambiental por mercurio, debido a la mezcla de los minerales molidos con este metal pesado durante el proceso conocido como amalgamado del oro, generando un gran impacto en el medioambiente, afectando recursos naturales como el agua, el aire y el suelo.


ESCUCHA NUESTRO PODCAST


La presencia de concentraciones elevadas de mercurio en suelos donde se desarrollaron procesos mineros impide el establecimiento de especies vegetales, así como el avance de la sucesión natural de las zonas contaminadas. Una de las consecuencias es que estos territorios se vuelven vulnerables y se hace necesaria la intervención humana a través de tecnologías de restauración y fitorremediación con especies tolerantes a los metales pesados.

Para responder a esta problemática, Carolina Kalinhoff, docente investigadora de la sección de Biología y Genética de la UTPL, dirige una investigación sobre “fitotoxicidad, bioacumulación y volatilización de mercurio en diversas especies de plantas”, cuyo objetivo es aprovechar la diversidad nativa de algunas especies para disminuir el impacto ambiental causado por los metales utilizados en la minería artesanal.

El estudio busca aplicar la técnica de la fitorremediación, donde se aprovecha la biomasa de las especies analizadas como una herramienta que permita recuperar los suelos afectados por algún agente contaminante, como en este caso, el mercurio.

El riesgo de intoxicación por mercurio no se restringe a los trabajadores, sino que se extiende al conjunto de la población de las comunidades mineras. / GEF/UNDP/UNIDO Global Mercury Project.

Este mineral es uno de los más contaminantes, ya que permanecen en los organismos que los consumen y se van acumulando con el tiempo, lo que genera la necesidad de estabilizar estos contaminantes en las raíces de las plantas analizadas y de contribuir al saneamiento de suelos y a la disminución de su acumulación en animales y humanos.

Esta investigación apunta a la recuperación del suelo y, para ello, se toman muestras de las diferentes especies nativas y se analizan en laboratorio para comprobar su resistencia al mercurio. “Buscamos plantas que sean capaces de germinar en presencia del metal y de retenerlo en sus raíces y no en su tallo u hojas, ya que, de ser así, el material retenido podría ser transpirado por la planta”, dice la profesora Kalinhoff.

La aplicación de esta investigación generaría un gran beneficio a los entornos contaminados por la minería artesanal, poblando aquellas zonas abandonadas, y reduciendo el impacto en el ecosistema.

Algunas de las especies vegetales que están siendo evaluadas son los arbusto: Lantana camara (Verbenaceae), Tithonia diversifolia y Erato polymnioides (Asteraceae).

Se analiza su germinación, tamaño, morfología, tasa de crecimiento y otros factores. De estas familias, algunas son especies nativas del sur del Ecuador y otras son de distribución más amplia.

 


Carolina Gertrudis Kalinhoff Rojas

Licenciada en Biología, doctora en Ciencias mención Botánica de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Profesora Asistente del Departamento de Botánica de la UCV. Docente investigadora en la sección departamental Biología y Genética, de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL). Nueve años de experiencia docente. Interés de investigación: Micorrizas y fisiología de plantas para la restauración de
ecosistemas.

Deja un comentario