Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) un PN es un área natural de tierra o mar destinada a proteger la integridad ecológica de uno o más ecosistemas para las generaciones presentes y futuras, que a su vez, permita hacer uso espiritual, científico, educacional o recreativo de estas áreas, excluyendo todo tipo de actividades que puedan alterar el ecosistema protegido.

Requisitos para que un área sea declarada PN en Ecuador:

  1. Uno o varios ecosistemas, comprendidos dentro de un mínimo de 10.000 hectáreas.
  2. Diversidad de especies de flora y fauna, rasgos geológicos y hábitat de importancia para la ciencia, la educación y la recreación.
  3. Mantenimiento del área en su condición natural, para la preservación de los rasgos ecológicos, estéticos y culturales, siendo prohibida cualquier explotación u ocupación.

RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL

Podocarpus y Yacuri son catalogados, por diversas instituciones internacionales, como áreas clave para la biodiversidad. Estas áreas se identifican por albergar especies en peligro de extinción, con diferentes grados de amenaza, que sobreviven gracias a la conservación de estas áreas como oso de anteojos (Tremarctus ornatus), el puma (Puma concolor), el tigrillo (Leopardus tigrinus) y la danta (Tapirus pinchaque).

La UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) reconoció en 2007 a los PN: Podocarpus y Yacuri, como zonas núcleo de la Reserva de Biosfera Podocarpus – El Cóndor junto a la Reserva Biológica Cerro Plateado, con una extensión total de 1.140.080 ha. En este basto territorio, encontramos 46 tipos diferentes de ecosistemas excepcionales en biodiversidad y endemismo según la Comisión Interinstitucional Pro Reserva de Biosfera que en 2006 presentó el proyecto de declaratoria como RB. De la gran variedad de ecosistemas que existen en el lugar destacan los páramos arbustivos, los bosques húmedos de montaña y los matorrales típicos de mesetas de areniscas.

Reserva de Biosfera Podocarpus – El Cóndor.

JARDÍN BOTÁNICO DE AMÉRICA

En 1997, Schulenberg y Awbrey, dos investigadores norteamericanos editaron la publicación con el título “The cordillera del Condor región of Ecuador and Peru: A biological assessment” donde afirman que la zona de la cordillera del Cóndor es uno de los lugares con mayor riqueza de flora en el mundo, si lo comparamos con otros territorios de tamaño similar. Se estima, que en la totalidad de esta Reserva de Biosfera Podocarpus – El Cóndor se encuentren más de 7.000 especies distintas de plantas. Para Itziar Arnelas, docente investigadora de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) especialista en botánica, “gracias a la conservación del Yacuri y Podocarpus hemos encontrado especies nuevas para la ciencia (…) los Parques Nacionales no solamente son útiles y valiosos para conservar la biodiversidad sino que son importantes para conservar nuestra propia existencia, como seres humanos, ya que en estos lugares podemos encontrar la cura para muchísimas enfermedades”.

AVITURISMO

Uno de los mayores potenciales de esta zona es el turismo ornitológico o aviturismo, que consiste en el desplazamiento de personas a un lugar con el interés de observar aves en su entorno natural.

Sólo en el PN Podocarpus habitan 624 especies de aves lo que representa casi el 40% de todas las especies del país en tan sólo el 0,005% de todo el territorio nacional. La clave, según el ornitólogo experimentado Leonardo Ordóñez que trabaja como docente investigador para la UTPL, “se debe a que el Parque Nacional Podocarpus tiene un gradiente altitudinal que comienza en los 1.000 m y termina en 3.700 m; este gradiente de altitud es el que le permite que existan un sinnúmero de nichos y ecosistemas más pequeños, que permiten que haya animales y especies adaptadas a cada una de estas condiciones (…) esto le hace súper interesante debido a que genera una riqueza en biodiversidad que es inigualable en ningún otro lado”.

FUENTE DE AGUA Y VIDA

De los páramos y bosques de montaña de la RB Podocarpus – El Cóndor nacen los cinco ríos más importantes de toda la región sur, como son los ríos: Catamayo, Santiago, Mayo, Jubones y Puyango. Juntos constituyen la fuente hidrográfica binacional Catamayo – Chira que abastece de agua potable a la provincia de Loja y noroccidente de Perú con más de 900 m3/s que benefician directamente a 600.000 personas. Además de cubrir la necesidad de abastecimiento de agua para consumo humano, también permiten la irrigación de alrededor de 100.000 ha de cultivo, convirtiéndose no sólo en un recurso indispensable para el sustento diario de centenares de familias del área rural, sino también, un actor fundamental para mantener la soberanía alimentaria del país y el abastecimiento de alimentos a las ciudades.

Javier Vázquez
Madrid, España. Fotoperiodista, diseñador gráfico y documentalista. Su formación profesional se extiende a los campos de la Producción de Industrias de Artes Gráficas, Imagen, Diseño Gráfico y Comunicación Social. Las principales temáticas que aborda en sus publicaciones son ciencia, tecnología, cultura, arte y sociedad.

Deja un comentario