El territorio de México fue habitado por grupos de cazadores y recolectores nómadas hace más de 30.000 años. Alrededor del año 9.000 a. C. se desarrolló la agricultura. Hacia el 2.500 a.C. hasta el 1521 se desarrollaron una serie de culturas entre las que destacamos los Olmecas, Teotihuacanos, Mayas, Zapotecos, Toltecas, Mixtecos y Mexicas o aztecas. Entre todos ellos existían una serie de características comunes. Eran sociedades basadas en la agricultura (principalmente el maíz). Tenían ciudades centrales con gran cantidad de población de hasta 50.000 habitantes (Teotihuacán, Tula o Monte Albán) con grandes construcciones piramidales. Trabajaban la piedra, el jade o la oxidiana. Tenían múltiples dioses, uno de los principales era Quetzalcóatl. Fueron sociedades divididas en: reyes-sacerdotes, guerreros, comerciantes, agricultores, pescadores, artesanos, esclavos de guerra y tributos de sacrificios.

Vista de la avenida de los Muertos y la Pirámide del Sol, desde la Pirámide de la Luna en Teotihuacán.

Después de las expediciones de Francisco Hernández de Córdoba (1517)​ y Juan de Grijalva (1518),​ Hernán Cortés arribó a Cozumel y donde fueron combatidos por los mayas.​ Cortés recibió como obsequio a la Malinche una esclava que fue intérprete y amante del español. Los españoles se dirigieron a la costa de Veracruz y establecieron alianzas con los pueblos enemigos de los aztecas. En el camino derrotaron a los aliados de los mexicas, como ocurrió en Cholula. Moctezuma fue finalmente apresado tras ocupar Tenochtitlan (1521). La conquista militar fue acompañada por la cristianización y aculturación de los pueblos indígenas.

Escultura realizada por los olmecas, que fueron un pueblo que se desarrolló en Mesoamérica entre 1200-800 a. C., en la parte sureste del estado de Veracruz y el oeste de Tabasco.

En 1527 se estableció la Audiencia de México.​ El primer virrey fue Antonio de Mendoza y Pacheco y gobernó a partir de 1535.​ Nueva España fue gobernada por 63 virreyes durante los casi 300 años de dominación española. La base de la economía novohispana fue la minería. El descubrimiento de yacimientos en el norte de México. Los minerales se acuñaban en la Real Casa de Moneda de México. La moneda de Real de a 8 llegó a ser la moneda utilizada en las transacciones internacionales del Imperio. En general su nivel de prosperidad era el más alto de América.

El comercio del virreinato era realizado a través de dos puertos: Veracruz (golfo de México) y Acapulco (océano Pacífico). A este último llegaba la Nao de China que transportaba productos de las Filipinas. Con la introducción de las reformas borbónicas hubo grandes cambios. Desde la llegada de los Borbones, que propugnaron el modelo francés de colonización, contra los cuales los criollos empezaron a resentirse.

Isidro Marín
Ha sido profesor Asociado del Departamento de Sociología y Trabajo Social en la Universidad de Huelva (España) durante diez años (2003-2013). Profesor Tutor con Venia Docendi en el Centro Asociado de la UNED de Huelva (España) (2006-2013). Actualmente es Docente investigador del Departamento de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) (Ecuador). Es profesor en el Máster Internacional de Comunicación y Educación Audiovisual (UNIA/UHU).